4 Pasos para construir tu plan de desarrollo profesional.

woman writing on a notebook beside teacup and tablet computer

Una carrera profesional es mucho más que un trabajo, es gran parte de nuestra vida. Considerando que empezamos a trabajar antes de los 25 años y la edad de jubilación es a los 65, ¡nuestra carrera profesional dura aproximadamente 40 años! 

Es por eso que vale la pena que diseñes un plan de desarrollo profesional que esté alineado con tus ambiciones de vida, planes familiares, deseos de viajar, lugar dónde quieres vivir, aspiraciones financieras, etc. Tu plan de desarrollo debe mantenerte vigente y listo para afrontar los cambios y situaciones que se puedan dar en tu vida tanto personal como profesional.

  1. Analiza tu evolución profesional – conforme pasa el tiempo nuestro experiencia se va desarrollando de acuerdo a la industrias y compañías dónde hemos trabajado, puestos ocupados, posgrados, cursos y certificaciones estudiados, etc. Al revisar cómo has ido evolucionando muy probablemente te darás cuenta que tu posicionamiento profesional ha ido cambiando. Ten claridad del inventario profesional que has construido; qué experiencias, habilidades y relaciones tienes. Define cuáles son tus próximas metas. Escoge el siguiente puesto, proyecto de emprendimiento, certificación, etc. que mejor contribuya a tu evolución profesional.
  2. Planea tu futuro – visualízate en 5 y 10 años y evalúa si tu presente alimenta esta visión futura. Describe a detalle un día de tu vida desde que te despiertas hasta que te duermes. Incluye la parte profesional, financiera, personal, familiar, social y de entretenimiento. Hazlo a detalle para que puedas sentir tu vida y emocionarte con tu proyecto personal. Visualizar es muy poderoso y puede ser una brújula para tomar decisiones.
  3. Invierte en tu presente – asegúrate que tu presente aprovecha tu inventario profesional así como alimenta tu visión futura. Aprende una nueva habilidad, busca una nueva responsabilidad y desarrolla una nueva relación. Estos 3 elementos son los que alimentan tu evolución y evitan que te estanques. Recuerda que el agua estancada se pudre, mantente en constante desarrollo.
  4. Identifica y fortalece tu marca personal – ¿Cuál es tu sello como líder y como persona? Busca en la intersección entre para qué eres bueno, qué te gusta hacer, y qué valora el mundo. Aquello que combinado con tu experiencia, habilidades duras (conocimientos adquiridos y memorizados) y blandas (competencias interpersonales) te hacen una persona única. Conecta los puntos de tu evolución profesional y personal con tus principales fortalezas. Tú eres tu principal promotor y debes poder articular tu marca personal de manera ágil y clara.
Nota: Si quieres conocer más de tus fortalezas te recomiendo el libro “Ahora Descubra sus Fortalezas” de M. Buckingham y D. Clifton o “Conozca sus Fortalezas 2.0” de Tom Rath, ambos basados en el Perfil de Fortalezas de Gallup donde miden los 34 talentos base para desarrollar fortalezas y un código ID para el sitio web. 

Recuerda que el que no sabe a dónde quiere ir acaba dónde no quiere estar. El tiempo sigue pasando y la mejor manera de aprovecharlo es diseñando nuestra vida y poniendo intención en cada día.

No olvides que la persona más importante en tu vida ¡eres tú!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: