7 pasos clave para desarrollar tu marca personal y fortalecer tu vida profesional

Tu marca personal es la huella que dejas en los demás, la idea con la que te asocian cuando mencionan tu nombre, lo que te caracteriza, te hace sobresalir y diferencia de los demás. 

Como individuo debes estar consciente que, ya sea como emprendedor, freelancer o empleado, debes diseñar conscientemente tanto tu marca como la experiencia que obtienen otras personas al relacionarse contigo. La mayoría de las personas con las que he colaborado a lo largo de los años, tienen una marca personal circunstancial, definida más por factores externos que por un esfuerzo deliberado por desarrollarla.

Tu marca personal tiene una fuerte influencia en tu carrera profesional, la cual puede durar ¡más de 40 años! es tu responsabilidad diseñarla para que sea satisfactoria, exitosa (de acuerdo a tu plan de vida personal), flexible y resistente a las diferentes crisis económicas y personales que tendrás que afrontar a lo largo de tu vida.

Hoy más que nunca factores como reestructuras organizacionales, job hopping, convivencia de 4 ó 5 generaciones en el lugar de trabajo y saturación del canal digital, hacen muy competitivo el mercado laboral y convierten el desarrollo de tu marca personal como un “must” de tu liderazgo. 

Para desarrollarla considera los siguientes puntos:

  1. 1. Prioriza tus Valores e identidad – ¿Cuáles son las tres palabras clave sobre las que se apoya tu marca personal? ¿Qué valor, beneficio o característica tuya son imprescindibles? ¿Cuáles valores deben estar de manera implícita o explícita en todo el material y proyectos que desarrolles? Por ejemplo integridad, eficiencia, autenticidad, diversidad, globalización, bienestar, equidad, liderazgo, etc. Estas 3 palabras clave son bastante constantes en el tiempo, sin embargo éstos pueden variar si tienes algún cambio significativo en tu vida, por lo que vale la pena que los revises cada año. 
  2. 2. Define tu misión personal – ¿Cuál quieres que sea tu legado?. ¿Qué es tan valioso para ti como para dedicar tu vida a ello?. ¿Qué propósito le quieres dar a tu vida?. ¿Qué valor vas a aportar al mundo al seguir tu misión?. ¿Cómo defines éxito para ti?. Sintetiza tu misión en tres frases que puedas compartir con las personas de manera ágil y fluida. Esta será tu introducción y lo que definirá las expectativas con las personas que interactúan contigo. 
  3. 3. Escribe tu historia personal – Ten claridad de cuál es la combinación única de tus dones, intereses, experiencia de vida y laboral, así como tus habilidades. Si estás en un momento de pivote (cambio de dirección), asegúrate que este cambio reconoce tus fortalezas y construye sobre lo que ya has logrado. De esta forma te mantendrás consistente y seguirás construyendo y evolucionando como persona y profesional. El aprendizaje continuo, así como el desarrollo de nuevas habilidades que apoyen tu misión personal, serán clave para que aportes valor a los demás. Esto te dará credibilidad y seguridad en ti mismo.
  4. 4. Aporta valor creando contenido y participando en proyectos alineados a tu misión – Hay muchas acciones que puedes hacer para comunicar y seguir creciendo tu marca personal. Es muy importante la creación de contenido, ya sean artículos, blogs, videos, capacitaciones, etc. Los cuales debes compartir de manera regular con tu comunidad, aportándoles valor y dándoles a conocer tus misión y valores. Esto será uno de los puntos más poderosos para fortalecer tu marca a largo plazo y demostrar tus habilidades y fortalezas. Asegúrate que si vas a vender algún producto o a realizar otra acción o proyecto, todos estén alineados a fortalecer tu marca y no haya algún detalle que sea contradictorio con tus valores o misión. Ejemplo: si parte de tu misión y valores son salud y bienestar, no apoyes la venta de algún producto que sea nocivo para la salud.
  5. 5. Diseña tu presencia digital – Según http://www.internetworldstats.com en Marzo del 2020, a nivel mundial, alcanzamos los 4.57 billones de usuarios activos de internet. El mundo digital cada día toma más fuerza, por lo que debemos diseñar deliberadamente qué perfil queremos mostrar al mundo. Si eres emprendedor, freelancer u ofreces algún servicio o producto como parte de tu ingreso secundario, es importante que tengas tu propio website, esto formalizará tu imagen y compromiso con tu marca. Crea tu página web donde consolides todo el contenido que generes tanto en tu propio blog como en otros medios y canales. Decide si en tu página habrá e-commerce o sólo generarás leads para contactarlos posteriormente. Considera el uso de redes sociales (tanto propias como de terceros). Estas serán las que llevarán a tus clientes o empleadores clave a tu website y ahí podrán ver el despliegue de tu marca personal. Si eres empleado de una empresa, asegúrate que tus redes sociales están alineadas y actualizadas. LinkedIn es la red social por excelencia para servicios profesionales y búsqueda de candidatos y puestos de trabajo.

Decide en cuáles redes sociales quieres tener una participación activa, dependiendo de tu público objetivo. Invertir en este campo con un profesional puede ser una gran decisión para tu marca, proyección profesional y alcance. 

  1. 6. Haz network y participa en foros – Ya que tengas tu presencia digital alineada, compartiendo tu portafolio de contenido como parte del valor que ofreces, enfócate en conectar y participar en foros para comunicar tu valor y que tu público objetivo te conozca. Publica en medios reconocidos, participa como conferencista en eventos de tu industria o toma una posición de liderazgo en alguna asociación alineada con tu misión. Esto te dará visibilidad, conexiones y credibilidad.
  2. 7. Crea tu “Consejo de Vida” –  A lo largo de tu vida necesitarás diferentes personas que te puedan guiar a través de dilemas éticos, transiciones de vida, decisiones difíciles o te puedan dar retroalimentación. Estas personas son clave en el desarrollo de tu marca. El autor Jim Collins sugiere que tu “Consejo Personal” esté formado por 7 personas. Deben ser personas a quienes admires, les importes y que sean honestos contigo. Busca que haya diversidad de perfiles en tu “Consejo Personal”. Ellos pueden ayudar a conectarte con otras personas, responsabilizarte de tus promesas personales, darte apoyo emocional, apoyarte para seguir tus sueños y ser tus mentores. Búscalos sólo cuando sea algo imprescindible. Asegúrate de informarles tu decisión y resultado de algún tema que hablaste con ellos en particular. Al final del año compárteles un status de tu progreso en las áreas de vida donde ellos te estén apoyando.  

Invertir en tu marca personal es de las mejores decisiones que puedes hacer como profesional. Sé consistente, piensa a largo plazo. El tiempo será tu mejor aliado cuando realices las acciones adecuadas para fortalecer y desarrollar tu marca. En ocasiones sobreestimamos lo que podemos hacer en una semana y subestimamos lo que podemos hacer en un año. Piensa que poco a poco, paso a paso, las cosas van pasando. De igual manera tu marca se va formando. ¡Empieza ahora!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: